Pearl Jam- Lighting Bolt

A principios de Julio, la banda nos anunciaba el lanzamiento de su nuevo disco, con vistas a estar disponible a mediados de este mes. De hecho, está previsto que el lanzamiento oficial sea el día 14 de Octubre a nivel internacional y el día 15 de Octubre para EEUU. Dicho anuncio, venía presentando su primer single “Mind your manners” que dejó buen sabor de boca entre todos sus fans y que nos recordaba a ese gran tema que es “Spin the black circle”, que fue en su día single y parte del disco Vitalogy, pero con un sonido más actualizado a lo que la banda hace ahora mismo. Como tres meses de espera, son una tensa agonía, la banda hace menos de un mes, nos dejó otro adelanto de forma gratuita colgando otro single “Sirens”, un tema completamente distinto, tranquilo, reflexivo, de los que invitan a pensar en la vida y donde la voz de Eddie Vedder cobra todo el protagonismo. Un tema marca de la casa. Con el disco completo escuchado, se puede adelantar que la banda lejos de detenerse en el estilo desarrollado en sus recientes discos, evoluciona y volverá a sorprender sin duda, con buenísimos temas como “Infallible” o “Pendulum” donde se adentran en nuevos terrenos a nivel compositivo, experimentando con sus nuevos sonidos y estilos, hasta el punto que pocos fans acérrimos podrían imaginar. El disco comienza sorprendiendo como suele ser habitual con un tema algo loco “Getaway”. A continuación, su primer single y otro tema de estilo similar “My father’s son”, mostrando su aspecto más moderno. Por supuesto, nos encontramos también con temas de toda la vida como “Swallowed Whole”, “Lightning Bolt” o “Let the records play” que nos acercan su sonido más clásico, a pesar de los nuevos matices que incorporan . El álbum concluye de forma tranquila, con tres temas suaves, pero intensos donde la letra, transmite casi todo el sentimiento, “Sleeping by myself” , “Yellowe moon”, y “Future days”. Quizás se les pueda achacar, no haber incluido algún tema más enérgico y algo más largo donde haber hecho una demostración de su calidad musical, para concluir su obra. A nivel personal, hubiera escogido el corte que da nombre al plástico para cerrar.
Como reflexión final, podemos destacar, el carácter variopinto que nos ofrece este disco, envuelto en una atmosfera propia, con temas perfectamente cuidados y del que a bien seguro destacarán, unos cuantos temas, esas gemas que serán parte a menudo de sus variados setlists.